5 Consejos para dominar el arte de esperar

5 Consejos para dominar el arte de esperar

¿Cuánto tiempo has estado esperando en tu vida?

A veces intentamos calcular los tiempos que hemos destinado a las diferentes actividades que tenemos a lo largo de nuestros días, como trabajar, dormir, comer, etc. Haciendo estos cálculos es fácil darse cuenta que muchas veces tus tiempos no se han distribuido como planeabas. Hagan el intento y se encontrarán con sorpresas.

¿Alguna vez intentaste averiguar cuántas horas has esperado en tu vida?

Si hiciéramos un estimado de los minutos u horas que hemos esperado, ya sea por un amigo que se quedó atorado en el tráfico o un vuelos que en último momento se retrasó por varias horas y sumamos todas estas fracciones de tiempo, nos damos cuanta que en realidad hemos tenido una enorme cantidad de tiempo destinado a la espera.

Según el sitio web británico Mirror, solamente esperando la llegada del tren la gente ha gastado un promedio de 653 horas durante una vida promedio, que por cierto no es nada en comparación con las 3,276 horas que una mujer promedia destina para maquillarse y vestirse para salir una noche.

¿Tiempo de espera o eventos inesperados ocurrirán siempre y cuando ocurre será de manera inesperada… o será que mas bien deberíamos llamarlo evento de «tiempo inesperado» o “tiempo nuevo”? Interesante pregunta. ¡Piénsalo!!

Gestión del tiempo es una parte importante de nuestras vidas, independientemente de lo que estamos haciendo. De hecho, administrar el tiempo adecuadamente puede ayudarte a terminar más trabajo y sentirte más realizado acerca de las cosas que haces en general. Si no sabes cómo empezar o simplemente te sientes abrumado, sigue leyendo para divertirte un poco y además conseguir algunos consejos prácticos.

Esperando

Esperando

Hace unos días tuve que buscar un médico para una infección en uno de mis oídos. Siendo una persona sana, que muy rara vez tiene que llamar a un médico, esto fue un evento inusual para mí.
Debido a la buena salud, mi red personal entre los doctores es por debajo del promedio, pero con algo de trabajo se encontré un médico que tenía un lugar libre para mí en su calendario esa misma tarde.

La cita era a las 17:00 y como una persona organizada que siempre trato de ser, y también recordando cómo me siento cuando las personas no se presentan a citas conmigo a tiempo, me presenté en el consultorio del médico 10 minutos antes de la hora programada.

Cuando me anuncié con la secretaria, inmediatamente me dio la sensación de que no me atenderían a tiempo.
A las 17:30 media hora después de mi cita programada, el doctor entró al consultorio y otros 15 minutos más tarde finalmente estaba en frente al médico para revelar mi problema y obtener una solución médica.

En lugar de analizar cómo la mayoría está gastando el tiempo de espera, vamos a centrarnos en cómo usar eficientemente el tiempo que de repente aparece como tiempo «nuevo».

En mi blog del 14 de mayo este año estuvimos hablando mucho del tiempo como una función del pasado, presente y futuro. Piénsalo y date cuenta que sólo eres capaz de actuar en el presente.

 

Cómo utilizar tiempo inesperado

La gran mayoría de la gente, a veces incluyéndome a mí mismo, se molesta, y su frustración se centrará más en cómo culpar a la persona que llegó tarde y en algunos casos incluso empiezan crecer los planes de venganza.

Siempre puedes empezar a discutir que a la gente que llega tarde a citas o compromisos carecen de respeto al prójimo, educación o como se quisiera llamar. Bueno, ahora después de haber alimentado tu enojo…. ¿qué ganaste? ¡Absolutamente nada!

Consejo No.1

Controla tu frustración

No importa lo que haces en la vida, siempre vas a depender de otras personas y sus formas de actuar.

En la vida cosas inesperadas suceden todo el tiempo y el punto clave es de no paralizarse cuando sucedan. Eso pasa muy seguido a los llamados perfeccionistas. Su día, su plan y programación son tan perfectos que cualquier interferencia arruinarán por completo su día. Así que el segundo consejo para manejar “tiempo inesperado”…

Consejo No.2

Intercambia perfeccionismo por flexibilidad

Las agendas son una herramienta útil para organizar tus tiempos, pero es importante no perder de vista que tú controlas a tu agenda y no la agenda a ti. Cuando colocas un evento en tu agenda, ten en mente que esto puede modificarse a tu conveniencia en cualquier momento o circunstancia.

La idea es que siempre te sientes cómodo con la forma en la que distribuyes tus tiempos. Un error común que solemos hacer, es olvidar marcar en nuestra agenda aquellos momentos personales que son importantes para nosotros.

El tercer consejo es de naturaleza general y de eficiencia pero te ayudará bastante cuando aparezca el “tiempo inesperado”

Consejo No.3

Trabaja activamente con una agenda

Cuando se presenta cualquier situación de “tiempo Inesperado” en tu día, siempre habrán tareas en tu agenda que puedes ejecutar. Usa tu imaginación y flexibilidad y con toda certeza encontrarás algún trabajo que hacer mientras esperas a alguien.

Por eso, recomiendo anotar en tu agenda todo tipo de actividades que quieres ejecutar sin importar su prioridad. Finalmente, si es algo que de todos modos vas a hacer, implica tiempo.

 

Cómo preparase para los espacios de tiempos inesperados

Con algo de experiencia, vamos a empezar a aprender el patrón del comportamiento de cada persona en nuestros entorno y adaptar apropiadamente nuestras propias actividades. Sin embargo, de no pegarte a tu propio plan decidido sigue siendo una forma inaceptable de comportamiento.

En vez de buscar crucigramas en una revista o algo por el estilo para “matar” tiempo que de repente apareció, puedes prepararte para esos eventos no esperados.

De una manera u otra, todos nos quejamos de no tener suficiente tiempo para hacer lo que quisiéramos hacer. Imagínate que en lugar de “matar” tiempo cuando las cosas se salen de agenda, pudieras optimizar esos espacios para adelantar o crear tareas productivas.

Algunos ejemplos son adelantar una lectura que tenías pendiente, terminar de ver ese video inspirador que tuviste que dejar a medias en la mañana, adelantar una presentación, en fin, siempre hay una manera productiva de utilizar esos espacios.

Es importante llevar contigo aquellos elementos que hacen esto posible. Esto pudiera ser llevar siempre contigo el cargador de tu Smartphone. Para otros puede ser un block de hojas y un lápiz, o unos audífonos. Piensa cuáles son tus mejores herramientas para estos momentos.

En el mundo digital de hoy, literalmente puedes traer tu oficina entera contigo, en tu laptop, iPad o Smartphone. Como todos los dispositivos pueden conectarse fácilmente entre sí, no hay excusas para no estar listo para una sesión improvisada mientras esperas a alguien.

Consejo No. 4:

No hay excusas para no pegarse a la agenda

Si ninguna tarea en especial aparece en tu mente, siempre puedes comenzar a responder correos electrónicos pendientes , para poner sólo un ejemplo. Personalmente, siempre tengo toneladas de libros, webinars grabados, podcasts y material similar pendiente esperando el momento perfecto para ser leído o escuchado.

Finalmente pero no de menor importancia

Consejo No.5

Coloca tiempo durante tu día para interrupciones imprevistas

Es un hecho que no podemos controlar todo lo que sucede cada minuto. Cosas imprevistas suceden, ya sea que quieras o no. Así que añade un espacio de tiempo en tu horario para manejar esos momentos imprevistos. Así, al final del día, sentirás la calma de haber manejado tu día a tu mayor beneficio.

¡Ahora estás listo para adueñarte de tus tiempos!

——

Como suscritor de nuestro blog, recibirás un correo electrónico con un post cada 5 días. Suscríbete aquí.Comenta en las redes sociales si te parece interesante el contenido y compártelo con amigos, familiares y colegas que tal vez vean el contenido de mucha utilidad.                          

www.tu-vida-digital.com

www.janonilsson.com