Comienza ya

metaComo deportista apasionado corriendo maratones alrededor del mundo aprendí algo interesante muy temprano en mi carrera como corredor. Todos los que nos dedicamos a este noble deporte somos luchadores y con una mentalidad ganadora. Por eso, al inscribirse hay que indicar su edad y al cruzar la meta tu tiempo está comparado con corredores en la misma categoría de edades y con un buen entrenamiento siempre tienes una buena y real posibilidad de ocupar uno de los mejores lugares en tú categoría. La vida cotidiana funciona igual, terminas la universidad y piensas de una forma muy especial, tienes toda una vida por delante pero no te das cuenta del reto que vendrá al momento de pedir trabajo ya que en cualquier trabajo por fácil que sea te piden “experiencia” y está experiencia la vienes alcanzando entre los 30 y 40 años de edad y es aquí donde ya encuentras un atractivo mercado laboral, tienes un poco de más estabilidad económica y posiblemente formas unas familia. A los 50 años ya tú vida está prácticamente formada y aquí prácticamente los éxitos se basaran en lo que sembraste. Pasando los 60 años la jubilación es una palabra que suele ser más frecuente en tú vocabulario y  a esta altura no podemos cambiar las cosas que hicimos con anterioridad, así que sólo nos resta confiar en lo que se realizó como profesionista.