Todo éxito comienza con un plan.

Todo éxito comienza con un plan.

 

Salió la pregunta de dónde viene el nombre del blog, Life-Race. La verdad es que no tuve que pensar mucho para llegar a este nombre. Si ya vieron el resto de mi página web www.tu-vida-digital.com pueden ver que una de mis grandes pasiones es correr.  Desde mi infancia he sido muy deportista y llegando a la edad madura cuando los kilos empezaron a acumularse “por si solos”, me di cuenta que el deporte además es algo necesario, si uno no quiere formar parte de la estadística alarmante de gente obesa con enfermedades como diabetes, colesterol elevado y varias otras enfermedades relacionadas con un descuido alimenticio y la falta de ejercicio físico.

En mi página web pueden ver más de mis “locuras” maratonistas. Correr es uno de los deportes más sencillos del mundo y lo bonito es que uno no tiene que gastar mucho dinero para poder practicarlo con eficacia y alegría. La única inversión “fuerte” y necesaria para gozar plenamente del deporte y minimizar los riesgos de lesiones, es la de unos buenos tenis o zapatillas para correr. Con unos US$100 se consigue el calzado necesario.

Además, es un deporte que se puede practicar donde uno quiera. Llevar la vestimenta necesaria en la maleta no representa mucho espacio y la verdad es que solamente existe dos “excusas” válidas para no salir a correr: 1) Una infección en el cuerpo, algo que hay que tomar muy en serio para no arriesgar la salud e inclusive la vida. 2) Tormenta eléctrica, la cual puede ser muy peligrosa.

Para combinar mi pasión con mi vida profesional en una manera equilibrada necesitaba un Plan. Necesitaba buscar flexibilidad, tiempo y dinero en un solo paquete y si, Lo Encontré. Hoy en día tengo tiempo para gozar de mi pasión, tengo tiempo para estar más con mi familia, tengo la flexibilidad de estar en cualquier lugar del planeta, solamente que tenga conexión a Internet……y si, gano dinero.

 Las metas deben ser como las montañas, altas pero visibles.

Si uno corre solamente para mantenerse en forma y que no haya un plan, el riesgo es grande que la actividad sea algo pasajero y muy pronto las “excusas” comienzan dominar. Yo mismo he pasado por esas fases no una vez sino múltiples de veces. Una de mis sesiones de entrenamiento que más risa me da, es la del 1 de enero cuando toda la gente que hizo promesas al comenzar el nuevo año sale con mucho entusiasmo a correr. Su ropa deportiva es nuevecita y en algunos casos inclusive la etiqueta del fabricante o el precio todavía sigue pegada.  Lo triste de ese día del 1 de enero cuando el entusiasmo fluye por todos lados, es que la gran mayoría de esa gente desaparece de las pistas de correr en un lapso no mayor de un mes.

Para mí el cambio ocurrió cuando tomé la decisión de participar en mi primer maratón. Con casi un año para entrenar hice algo que me permitió cumplir con mi objetivo. Hice un Plan y el plan era retador, lo cual me obligó tomar todo en serio. El plan es la llave para cualquier proyecto exitoso. Sin un plan uno anda a la ciega y sin horizonte.

Alguna vez has visto un arquitecto construir una casa sin un plano o un capitán cruzar el Atlántico sin una carta náutica? Escogí un maratón por una muy simple razón: no logras correr 42,195 metros sin un plan. La vida es igual, sin un plan la probabilidad de fallar será muy alta.

El Plan es nuestra carta náutica.

La vida profesional y la vida privada en cierta manera es igual y el Plan nos sirve como guía para saber cómo llegar a la meta. Una Carrera de un maratón tiene la misma necesidad como una Carrera profesional. El Plan de cómo lograr la carrera define en alto grado si voy a alcanzar mi meta o no.

El Deseo Verdaderoque es otra forma de nombrar la Pasión exige un plan, porque muchos pasos en un plan ambicioso están representados por retos y obstáculos que requieren su esfuerzo para ser combatidos.  

 

¿Mí plan y el Por Qué?

No podemos terminar está sección sin retar de verdad el Plan que acabamos de hacer. Cualquier plan serio debe tener una meta final bien definida y acompañada con varios sub-metas. Las sub-metas pueden requerir algo de reflexión ya que normalmente consisten de detalles más operativos para formar parte de mi meta final.

El ejercicio importante a hacer, y lo puedes hacer ahorita mismo, es de definir la meta o el Plan Global, y una prueba de “fuego” es de poner por lo menos los tres puntos más importantes en tu Plan Global. Olvídense de la forma de expresarlo, la gramática o la ortografía pero si no logras definir en menos de un minuto  y en una forma entendible los tres puntos principales en tu Plan Global, el riesgo es muy grande que el Plan no coincide con tu Pasión o tu Verdadero Deseo.

En el ejercicio que yo hice para llegar a  mi Plan no me tardé mucho para aterrizar aqui , y allí empezó mi viaje a los negocio por Internet.

Con todo lo que nos rodea en la vida diaria y que influye en nuestras vidas, no es muy difícil caer en la trampa de crear un Plan que no coincide con mi verdadero Pasión. ¡Sé muy autocrítico cuando hagas este ejercicio, porque te puede ahorrar cualquier cantidad de tiempo y esfuerzo más adelante!

Dentro de 5 días vamos a hablar de cómo poner en Acción el Plan ya establecido.

——

Como suscritor a este blog recibirá un post cada 5 días. Si te parece interesante el contenido, coméntalo en las redes sociales y también compártalo con amigos, familiares y colegas que quizás tengan interés en el tema.

www.tu-vida-digital.com